Instalación Equipos

Tecnología y Tradición unidos para una producción Extraordinaria por Exafan

“Somos clientes de Exafan desde hace 30 años. Ya en su momento instalaron los primeros ventiladores y ventanas en nuestra granja y desde entonces siempre hemos confiado en sus servicios, ya que en ellos hemos encontrado un equipo de grandes profesionales, tanto a nivel comercial como técnico”. –Javier Bolsa   El sector avícola ha experimentado en los últimos 40 años una evolución espectacular, llegando a un nivel de eficiencia y productividad insospechados. Javier Bolsa, tercera generación de una familia arraigada en la producción avícola ha sido testigo de los profundos cambios que ha experimentado el sector. Desde que los padres (José Luis y Mercedes) y el abuelo de Javier (Eusebio) decidieron embarcarse en la aventura del engorde de pollos, con la construcción de la primera nave de la granja Mercedes Martínez S.L. (Sástago – Zaragoza), han pasado ya 40 años. “Le agradeceré eternamente a mis padres, mi abuelo, mi mujer y mis hijos, su dedicación y apoyo para sacar adelante la empresa Granjas Mercedes Martínez, y a Carlos por su duro esfuerzo diario conmigo para lograr los mejores resultados posibles”. –Javier Bolsa Con el paso del tiempo, ha ido ampliando su capacidad de producción, con la construcción de nuevas instalaciones hasta llegar a un total de 5 naves de engorde. A nuestra llegada a la granja nos recibe Javier junto con su padre –José Luis–, su madre – Mercedes–, su esposa –Clara– y el encargado de la explotación –Carlos–, todos ellos con una sonrisa y un aura de ilusión que los años de duro trabajo no han conseguido borrar. Tal y como nos indica Javier, el éxito de su granja radica en la calidad y rendimiento de los elementos instalados, resaltando que, muchas veces, la clave está en los pequeños detalles que, aunque parezcan insignificantes, son la diferencia entre la mediocridad y la excelencia. Por ello, ya desde sus inicios, siempre ha depositado su confianza en Exafan, una empresa que ha demostrado ser el aliado ideal para la ejecución de proyectos “Llave en mano” para el sector avícola. La incorporación más reciente a esta explotación ha sido una nave de 125 x 16 m, con capacidad para albergar 35.000 pollos, en la que ya se han llevado a cabo dos ciclos productivos. Aislamientos de calidad La garantía para lograr la máxima estanqueidad y eficiencia La estanqueidad de una nave avícola es esencial para lograr una depresión óptima de forma que los ventiladores sean capaces de extraer la máxima cantidad de aire con el mínimo esfuerzo Por ello, se han cuidado absolutamente todos los acabados y sellados, tanto en paredes y cubiertas, como en puertas y ventanas, de forma que se controla exactamente por dónde entra y sale el aire para una máxima eficiencia y control ambiental, además de evitar que puedan anidar los ácaros e insectos. El aislamiento de una nave es otro elemento indispensable en cualquier explotación avícola, ya que es una garantía de que no habrá un desperdicio energético en la climatización de la nave. La tranquilidad de un ambiente perfectamente controlado Las condiciones ambientales a las que someten a las aves es un punto critico en cualquier granja de engorde. Por ello, contar con un sistema que permita la monitorización continua de todos los parámetros ambientales de la nave a través de las sondas de temperatura, humedad y CO2, y la posibilidad de controlarlos en tiempo real es uno de los secretos para un rendimiento superior. En esta nave se ha optado por trabajar con un sistema de ventilación de túnel, para lo cual se han instalado entradas de aire y ventiladores de alta eficiencia EX50 y EX36 operadas automáticamente a través del ordenador de control ambiental. Una particularidad de estos ventiladores es que están colocados en el exterior de la nave y en la cara que da hacia el interior de la misma, se han instalado unas cubiertas con un revestimiento de goma que permiten un cierre hermético cuando no se necesita que estén en funcionamiento. El cuidado diseño y fabricación de los ventiladores de alta eficiencia EX50 y EX36 hace que sean muy sencillos de limpiar con agua. REFRIGERACIÓN La refrigeración de la nave se logra gracias a los ventiladores y los coolings de doble pasillo situados a ambos lados de la nave. Así, en épocas de calor se logra mantener una temperatura homogénea y agradable para los pollos CALEFACCIÓN Para lograr una temperatura óptima en épocas de frio, se ha optado por la instalación de generadores de aire caliente mediante cañones de gas localizados en el exterior de la nave. Gracias a la colocación estratégica de entradas a lo largo de toda la fachada, se introduce aire caliente en el interior de la nave, lográndose así una distribución uniforme del calor por toda la instalación. Si bien la necesidad de un buen sistema de calefacción es indiscutible, contar con unos intercambiadores de calor de la máxima calidad y eficiencia es una de las claves del éxito de esta explotación cuando hablamos de eficiencia energética. ¿Cómo funciona el intercambiador de calor? El intercambiador de calor consta de un ventilador que extrae aire caliente de la nave (hasta 6.500 m3) y otro ventilador que introduce aire limpio desde el exterior, permitiendo cumplir una doble función: Renovar el aire viciado de la nave, incluso en épocas de frio. Reducir la carga de humedad de la nave y mantener una cama más seca, evitándose la aparición de lesiones podales y de las pechugas. Aprovechar el calor remanente del aire de la nave para calentar el aire que entra en la nave. Además, gracias a una trampilla anexa, estos intercambiadores de calor permiten regular el volumen de aire extraído de la nave según la edad del pollito, siempre manteniéndose en funcionamiento y extrayendo una pequeña cantidad aire sin necesidad de reducir la cantidad que entra. Se logra la máxima eficiencia, ya que al no estar enciendo y apagando el equipo, siempre se mantiene caliente. Se logra destratificar el aire, ya que siempre entra el volumen ideal de aire para favorecer su distribución homogénea por la nave. En caso de heladas, no hay riesgo de que el equipo se congele. ¡Gracias a los intercambiadores de calor, se puede lograr un ahorro en calefacción anual de hasta el 40%! La seguridad de saber que trabajas con los mejores es algo que no tiene precio La experiencia es un grado y, por ello, Javier sabe que el secreto del éxito de su explotación es contar siempre con los avances tecnológicos de ultima generación, y productos y materiales de primera calidad. “Siempre hemos invertido en las tecnologías más novedosas del momento para ajustarnos al máximo a la normativa, para que los animales estén lo mejor posible y lograr la máxima rentabilidad”. – Javier Bolsa La dilatada experiencia de Javier en el sector le ha servido para reconocer el valor excepcional de las tecnologías desarrolladas por Exafan. En este sentido, contar con el asesoramiento de los expertos de Exafan ha sido un factor clave para seguir expandiendo su empresa. Este hecho, unido al exquisito servicio técnico postventa de Exafan, que ante cualquier incidencia ofrece una respuesta inmediata ha sido uno de los motivos por los que Javier puede considerar a Exafan como uno más de su equipo, siempre ofreciéndole productos y un soporte que satisfagan su altas exigencias. Viendo el espíritu entusiasta que desprende Javier y toda su familia no hay duda de que la Granja Mercedes Martínez aún dará mucho de lo que hablar en el sector avícola, siempre de la mano de Exafan. Y es que, tal como le decía el abuelo Eusebio a su nieto…“¡Si te paras te hundes y si creces cada día tendrás que ser el mejor!”.

Actualidad Sectorial

Última revista

Monográficos Salmonella